CÓDIGO DE ETICA Y BUEN GOBIERNO

10/7/20235 min leer

Existen muchas posibilidades de concebir la naturaleza de nuestros juicios morales. Por una parte, estos pueden tener su razón de ser en un agente o actor intrínseco a la persona; por otra parte, estos juicios muy bien podrían centrarse en el sujeto como fuente última de las determinaciones morales; finalmente, se podría creer que los valores se forjan en el ámbito de las relaciones sociales son productos de la interacción, del diálogo, el consenso y discenso, entre lo cual aparecen los criterios individuales, las creencias y las cosmovisiones frente a los grandes interrogantes de la existencia humana. En este tema examinaremos tres tipos de ética que nos enfrentan a tales interrogantes que el ser humano se ha planteado a lo largo de la historia.

NOCIONES PRELIMINARES

Moral: conjunto de valores, normas y costumbres de un individuo o grupo humano determinado.

Ética: (del griego ethika, de ethos, ‘comportamiento’, ‘costumbre’), principios o pautas de la conducta humana, a menudo y de forma impropia llamada moral (del latín mores, ‘costumbre’) y por extensión, el estudio de esos principios a veces llamado filosofía moral.

“Una doctrina ética elabora y verifica afirmaciones o juicios. Esta sentencia ética, juicio moral o declaración normativa es una afirmación que contendrá términos tales como 'malo', 'bueno', 'correcto', 'incorrecto', 'obligatorio', 'permitido', etc, referido a una acción o decisión. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a personas, situaciones, cosas o acciones. De este modo, se está estableciendo juicios morales cuando, por ejemplo, se dice: "Ese político es corrupto", "Ese hombre es impresentable", "Su presencia es loable", etc. En estas declaraciones aparecen los términos 'corrupto', 'impresentable' y 'loable' que implican valoraciones de tipo moral.

La ética estudia la moral y determina que es lo bueno y desde este punto de vista ¿cómo se debe actuar? Es decir es la teoría o la ciencia del comportamiento moralde los hombres.

PRINCIPIOS ÉTICOS

Los filósofos han intentado determinar la bondad en la conducta de acuerdo con dos principios fundamentales y han considerado algunos tipos de conducta buenos en sí mismos o buenos porque se adaptan a un modelo moral concreto. El primero implica un valor final o summum bonum, deseable en sí mismo y no sólo como un medio para alcanzar un fin. En la historia de la ética hay tres modelos de conducta principales, cada uno de los cuales ha sido propuesto por varios grupos o individuos como el bien más elevado: la felicidad o placer; el deber, la virtud o la obligación y la perfección, el más completo desarrollo de las potencialidades humanas.

Dependiendo del marco social, la autoridad invocada para una buena conducta es la voluntad de una deidad, el modelo de la naturaleza o el dominio de la razón. Cuando la voluntad de una deidad es la autoridad, la obediencia a los mandamientos divinos o a los textos bíblicos supone la pauta de conducta aceptada. Si el modelo de autoridad es la naturaleza, la pauta es la conformidad con las cualidades atribuidas a la naturaleza humana. Cuando rige la razón, se espera que la conducta moral resulte del pensamiento racional.

INTRODUCCION

En nuestra calidad de pieza fundamental en el engranaje social y en función de cumplir a cabalidad con lo nuestra misión consagrada en nuestros Estatutos nos proponemos estructurar y recopilar en el presente documento los compromisos éticos con respecto a la gestión integral, eficiente y transparente de nuestra labor, así como salvaguardar los principios, normas y políticas generales de buen gobierno que a manera de disposiciones voluntarias y de autorregulación, son promulgadas ante los diversos públicos y grupos de interés, lo anterior con el fin de generar confianza y asegurar la integridad ética corporativa, la adecuada administración de sus asuntos y la correcta administración de los recursos Económicos, Humanos y Tecnológicos.

El presente Código de Buen Gobierno servirá como instrumento fundamental y como un referente general que nos permitirá cumplir cabalmente con nuestros objetivos, nuestra misión, visión, políticas y estrategias, que nos lleven a superar expectativas y responder con calidad a las necesidades de nuestras comunidades y poblaciones.

El presente código de Buen Gobierno es también una valiosa herramienta para trabajar la ética en el alto nivel directivo de la Fundación, pero al mismo tiempo se constituye en un mecanismo eficaz para enfilar a todo al equipo de FUNDAMIC hacía un estilo de trabajo unificado y en este sentido poder aportar efectivamente para el diseño de los elementos de control.

El presente Código estará a disposición de la Junta Directiva, Asamblea General, socios benefactores y honorarios; así como de las autoridades de control y de los usuarios, en tanto sean requeridos razonablemente por éstos.

Conceptos de importancia en relación con los Códigos de Ética (Conducta) y de Buen Gobierno

CODIGO DEL BUEN GOBIERNO:

También denominado código de gobierno corporativo, se define como el documento que compila los compromisos éticos de la FUNDACIÓN PARA EL FOMENTO DE LA MICROEMPRESA Y LA UNIDAD COMERCIAL FUNDAMIC respecto a la gestión, integra, eficiente y transparente en su labor, que a manera de disposiciones voluntarias de autorregulación, son promulgadas ante los diversos públicos y grupos de interés, con el fin de generar confianza en los clientes externos como internos.

CODIGO DE ÉTICA:

También denominado código de CONDUCTA. Es el documento compendia las disposiciones referentes para gestionar la ética en el día a día de la entidad. Está conformada por los principios, valores y directrices que en coherencia con el Código del Buen Gobierno, todo socio y servidor de la FUNDACIÓN debe observar en el ejercicio de sus funciones.

POLÍTICAS:

Directrices u orientaciones por las cuales la FUNDACIÓN define el marco de actuación con el cual se orientará la gestión de servicio, para el cumplimiento de fines constitucionales y misionales de FUNDAMIC, de manera que se garantice la coherencia entre sus prácticas y propósitos.

PRINCIPIO:

Causa fundamental o verdad universal; lo inherente a cualquier cosa. La explicación última del ser de algo. La fuente primaria de todo ser, de toda la actualidad y de todo conocimiento.

PRINCIPIOS ÉTICOS:

Creencias básicas sobre la forma correcta de relacionarnos interna y externamente, desde las cuales se erige el sistema de valores éticos al cual el Socio o el grupo de trabajo se adscriben.

VALORES:

Formas de ser y actuar de las personas que son altamente deseables como atributos o cualidades nuestras y de los demás, por cuanto posibilitan la construcción de una convivencia gratificante en el marco de la dignidad humana.

RIESGOS:

Posibilidad de ocurrencia de eventos, tanto internos como externos, que pueden afectar o impedir el logro de los objetivos de la Fundación, entorpeciendo el desarrollo normal de sus funciones o generando oportunidades para su cumplimiento.